El Papa Francisco viajó a Egipto. A su llegada y desde el principio, el Papa profirió enigmáticas palabras y realizó misteriosas acciones. Aterrizó en el aeropuerto internacional de El