Jueces del Tribunal Supremo Federal de Alemania han confirmado que el virus del sarampión no existe. Esto reivindicando a los teóricos de la conspiración que han dicho