Los obispos católicos de Kenia han criticado públicamente a la Organización Mundial de la Salud y a UNICEF por operar un programa secreto de eugenesia a través de