Pin It

Preocupaciones por la Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial.

Los objetivos de los tecnócratas y los transhumanistas están sostenidos con pura fantasía.

Estos objetivos nunca serán alcanzados como ellos lo imaginan.

El “alma” del hombre nunca podrá será descargada en una computadora.

Los robots más inteligentes construidos por el hombre, nunca recorrerán los paisajes urbanos.

La única opción que les queda es fingir que son competentes.

inteligencia artificial curso, chatbot inteligencia artificial.

Elon Musk equiparó a la Inteligencia Artificial (I.A.) con “convocar al demonio”.

El sonó la alarma de que (I.A.) avanza más rápido de lo que nos damos cuenta.

Esto representa una amenaza existencial para la humanidad.

Stephen Hawking ha advertido que (I.A.) podría despegar y dejar a la raza humana, limitada por el lento ritmo de la evolución, en el polvo.

Bill Gates dice estar preocupado por la super inteligencia.

Mark Zuckerburg es despectivo acerca de la amenaza potencial de (I.A.), aunque Facebook apagó robots de (I.A.) al descubrir que habían creado un lenguaje que los humanos no podían entender.

Las preocupaciones sobre la (I.A.) serían válidas, si solo existiera materia física.

Si así fuera, sería inevitable que la (I.A.), diseñada por nuestra inteligencia pero construida sobre una plataforma mejor que la bioquímica, supere las capacidades humanas.

De hecho, en un mundo puramente físico, la (I.A.) plenamente realizada. debe ser reconocida como el resultado apropiado de la selección natural.

Los seres humanos debemos beneficiarnos de ella mientras podamos.

Después de todo, tarde o temprano, la humanidad dejará de existir.

Puede suceder por cualquier motivo, incluyendo la extinción dirigida por la (I.A.).

Hasta entonces, ¿No sería mejor maximizar el florecimiento humano con la ayuda de la (I.A.), en lugar de renunciar a sus beneficios con la esperanza de extender la fecha final de la humanidad?

Tan posible como todo esto pueda parecer, en realidad, lo que sabemos acerca de la mente humana sugiere fuertemente que la (I.A.) completa no sucederá.

La materia física por sí sola, no es capaz de producir experiencias completas y subjetivas.

Por ejemplo, mirar una puesta de sol mientras escucha a las gaviotas.

Los mecanismos propuestos para hacer frente a las deficiencias conocidas de la materia contra la mente, como las propiedades emergentes, son inadecuados y falsificables.

Por lo tanto, es altamente probable que tengamos mentes inmateriales.

En el fondo, todos sabemos que somos más que robots biológicos.

Es por eso que casi todo el mundo se rebela contra las implicaciones del materialismo.

No actuamos como si creyéramos que todo es en última instancia sin sentido.

Es cierto que las formas de (I.A.) ya están logrando resultados impresionantes.

Estas utilizan la fuerza bruta, la memoria enorme y rápida, la automatización basada en reglas y capas de concordancia de patrones para realizar hazañas extraordinarias.

Pero este procesamiento no es consciente ni cognitivo, percibiendo o sintiendo.

El procesamiento no va más allá de las actividades previstas, incluso si los resultados son impredecibles.

La tecnología basada en este nivel de (I.A.) a menudo será bastante notable y definitivamente debe ser bien manejada para evitar repercusiones peligrosas.

Sin embargo, en sí misma, esta (I.A.) no puede conducir a una verdadera replica de la mente humana.

La (I.A.) completa, es decir, la inteligencia artificial capaz de igualar y tal vez superar la mente humana, no puede lograrse.

Salvo que descubramos, a través de medios materiales, la base de la existencia de las mentes inmateriales y luego aprendamos a conferirlo a las máquinas.

En filosofía, el problema subyacente se conoce como el problema de “qualia”.:

  • Nuestra conciencia de los objetos y colores externos.
  • La autoconciencia.
  • Nuestra comprensión conceptual del tiempo.
  • Nuestras experiencias de trascendencia sea simple temor ante la belleza o la verdad matemática.
  • Nuestros estados místicos.

Todos señalan claramente algo que es cualitativamente diferente del mundo material.

Cualquier persona con una comprensión decente de la física, la informática y la mente humana debe ser capaz de saber esto.

Los que temen la (I.A.) no ven sus limitaciones.

Incluso las mejores mentes son víctimas de sus sesgos.

Debemos ser cautelosos al creer que logros excepcionales en algunas áreas, se traducen en una comprensión excepcional en otros.

Para muchos el mantra, “cuestiona todo”, sólo se aplica dentro de ciertos límites.

Nunca cuestionan el naturalismo metodológico.

Esto se debe a la creencia de que no existe nada fuera del mundo material, que los ciega a otras posibilidades.

Incluso con lo que parece un pensamiento más abierto de mente, algunas personas parecen sufrir de una falta de imaginación o voluntad.

Por ejemplo, Peter Thiel cree que la mente humana y las computadoras son profundamente diferentes, pero no reconoce que implica que la mente comprende más que la materia física.

Thomas Nagle cree que la conciencia no pudo haber surgido a través de la evolución materialista.

También limita explícitamente las implicaciones de eso. porque no quiere que Dios exista.

Darse cuenta de que tenemos mentes inmateriales, es decir, almas auténticas, es mucho más importante que especular sobre el futuro de la (I.A.).

Sin mentes inmateriales, no hay una base sostenible para creer en el excepcionalismo humano.

Cuando la vida humana se ve sólo a través de una lente materialista, se valora basada en la utilidad.

No es de extrañar que algunos jóvenes que no se identifican con una religión, piensen que sus vidas no tienen sentido y comiencen a desesperarse.

Es hora de entender que la evolución no es un proceso estrictamente material.

La mente inmaterial desempeña un papel importante en la adaptación y selección de los seres humanos y probablemente, de todas las criaturas sensibles.

En el fondo, todos sabemos que somos más que robots biológicos.

Es por eso que casi todo el mundo se rebela contra las implicaciones del materialismo.

No actuamos como si creyéramos que en última instancia nada tiene sentido.

Somos criaturas espirituales, aquí por intención, viviendo en un mundo donde lo sobrenatural es la norma.

Cada momento de nuestra vida está nuestra alma en acción.

Las ideas inmateriales forman el mundo material y le dan un verdadero significado y no al contrario.

Al final, la mayor amenaza que enfrentan los seres humanos, es el fracaso para reconocer lo que realmente son.

Si tenemos suerte, lo que la gente aprenda en la búsqueda de la (I.A.) lo llevará al redescubrimiento del alma humana.

 

INFORMA ORBES ARGENTINA

master en inteligencia artificial, master inteligencia artificial, artificial chatbot, ebook author, cursos inteligencia artificial.

maestria inteligencia artificial, curso inteligencia artificial.

Descarga gratis la nueva app de Orbes Argentina para acceder a las más relevantes noticias virales y misterios del mundo
Sumario
La Inteligencia Artificial avanza más rápido de lo que nadie se da cuenta
Nombre del artículo
La Inteligencia Artificial avanza más rápido de lo que nadie se da cuenta
Descripción
Los objetivos de los tecnócratas y los transhumanistas con respecto a la Inteligencia Artificial, están atados con pura fantasía
Creador del sitio
Nombre del sitio
Orbes Argentina
Logo

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *