Creada por empresas transnacionales la bacteria “Cynthia” puede destruir toda la vida en los Estados Unidos y el mundo antiguo. Pronto, el planeta podría enfrentarse a un desafío