Las potencias mundiales saben acerca de un posible catástrofe global. No lo están anunciando, con el fin de tomar ventaja de la ignorancia del hombre común. Los principales medios