Hay más de 800 campos de prisioneros de FEMA en los Estados Unidos, completamente operativos y listos para recibir prisioneros. Todos están equipados e incluso rodeados por guardias