Los conteos de esperma de los hombres en América del Norte, Europa, Australia y Nueva Zelanda ha descendido. Entre estos hombres se ha producido un descenso del 52%