Hay una grieta gigante que crece en Diamante en Entre Ríos, Argentina, que finalmente puede tragarse todo el pueblo.  Muchos ya han evacuado sus hogares por temor a