Un tribunal japonés ha encontrado al gobierno culpable de negligencia, que causó el desastre nuclear de Fukushima. Le ordenó pagar decenas de millones de dólares en compensación a las