Investigadores del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han confirmado que Morgellons es una enfermedad real. Millones de personas en todo el mundo sufren la enfermedad