Los cielos fumigados con chemtrails se preparan para convertirse en algo más extraño de lo habitual. Han anunciado que las estelas químicas podrían ser utilizadas para “salvar el planeta”.