Ya se ha tomado la decisión para liberar material radiactivo de la planta de Fukushima al océano. Los pescadores han reaccionado con furia ante este proyecto. Alegan que la