Las señales indican que el final está cerca y que la llegada del Planeta X es inminente. Los indicadores de la hora de llegada apuntan al año 2017 como el