Durante años, los teóricos de la conspiración y otros han advertido que están pulverizando sobre las poblaciones productos químicos (Chemtrails).  La agencia espacial de EE.UU acaba de admitir que los teóricos