El número de violaciones y homicidios en Sudáfrica se ha disparado a niveles históricos, con un estimado de 110 niños violados y 49 asesinados cada 24 horas, según