Las Naciones Unidas han admitido oficialmente que el acuerdo climático de París es una pérdida de dinero, basado en datos fraudulentos.  Donald Trump ha sido reinvindicado. El Medio