Los refrescos dietéticos, a pesar del nombre, no son mejores para ti que los refrescos normales. De hecho, incluso puede ser mortal para ciertas personas.