Una isla deshabitada en el Océano Atlántico Sur está sorprendentemente cubierta de botellas de plástico. Los científicos se inclinan a creer que significa que los barcos están tirando