En un estudio, investigadores de la Facultad de Medicina Básica de la Universidad de Qingdao revelaron que la baicaleína, un flavonoide presente en Scutellaria spp, puede potencialmente usarse en la terapia del cáncer