Durante un año normal, los caficultores brasileños deberían llenar los depósitos con la mayor cosecha de grano de café del mundo para septiembre.  Este año, sin embargo, la