Resulta que una dieta rica en grasas no solo puede aumentar el riesgo de obesidad de una persona, sino también el riesgo de quedar ciego más adelante en