Mejor conocido por sus beneficios para el cuidado de la piel y el acondicionamiento físico, el colágeno también puede ayudar a tratar los problemas de tiroides.