Un grupo de antropólogos del University College London (UCL) del Reino Unido llegó a la conclusión de que los humanos se han vuelto tan dependientes de los