Un estudio del cielo en Chile ha llevado al descubrimiento inesperado de una "galaxia monstruosa masiva" previamente desconocida para los científicos.