Saber cómo conservar los alimentos es una habilidad importante. Incluso si el desastre no ocurre en el corto plazo, tener una reserva de comida enlatada puede ayudarlo