Puede ser difícil convencer a las personas de que cambien las bebidas endulzadas por agua pura, aunque agregar jugo de limón o rodajas al agua puede ser la