El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, criticó a George Soros, acusando al globalista de extrema izquierda de intentar dividir y "desmantelar" naciones para quitarle el poder a