Arqueólogos de Bélgica han descubierto los restos de lo que puede ser la copia más antigua conocida del "Libro de los dos caminos", un mapa espiritual del inframundo