El Instituto de Inmunología de La Jolla (LJI) ha publicado un nuevo estudio que sugiere que las personas que han estado expuestas al resfriado común ya pueden tener