Una gran cantidad de nuevas investigaciones en la extensión de los glaciares y el hielo marino muestran que la Islandia moderna es 2-4 °C más fría que todos