Mantener los dientes limpios es fundamental para mantener una buena salud bucal. La forma más sencilla de hacerlo es cepillándose los dientes dos veces al día. Muchas personas usan pasta