Las redes sociales para conocer gente han sido criticadas durante mucho tiempo por sus efectos negativos en la autoestima de los jóvenes y por establecer estándares de belleza