00 El té verde y la curcumina son saludables combinadas 00

La curcumina y el té verde son saludables, ¿qué sucede cuando los combinas?

Spread the love

Millones de personas en todo el mundo todavía confían en las prácticas, creencias y tratamientos tradicionales. Solo en China e India, dos de los países más grandes de Asia, la medicina tradicional sigue siendo ampliamente utilizada. El té verde y la cúrcuma son dos de los alimentos funcionales más populares utilizados en la medicina tradicional.

Mientras que el compuesto epigalocatequina-3-galato (EGCG) en el té verde ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, la curcumina en la cúrcuma ayuda a aliviar afecciones como la artritis y el Alzheimer.

te_portada1 La curcumina y el té verde son saludables, ¿qué sucede cuando los combinas?

Pero un estudio reciente publicado en  BMC Complementary Medicine and Therapies  mostró que, cuando se combinan, los compuestos de la cúrcuma y el té verde pueden reducir los niveles de colesterol en ratones alimentados con una dieta rica en grasas. Los investigadores creen que la curcumina aumenta la biodisponibilidad de EGCG , lo que le permite ejercer sus efectos antihiperlipidémicos.

La bondad del té verde y la cúrcuma

El té verde ha existido durante siglos. Aparece en la historia no solo como una bebida inmensamente popular, sino también como un componente importante de la medicina china . Algunos beneficios para la salud asociados con el té verde incluyen una mejor salud cerebral, metabolismo, rendimiento físico y regeneración celular.

te_curcuma La curcumina y el té verde son saludables, ¿qué sucede cuando los combinas?

Numerosos estudios sobre EGCG, la catequina más abundante en el té verde, han informado sobre su capacidad para prevenir la hiperlipidemia, una condición caracterizada por colesterol alto, presión arterial alta y dolor en el pecho. Investigadores de la Universidad de Chicago incluso demostraron que EGCG ayuda a inhibir el crecimiento de células cancerosas.

Pero a pesar de sus beneficios para la salud, los científicos coinciden en que el principal problema del uso de EGCG, especialmente para tratar la hiperlipidemia, es su baja biodisponibilidad. La biodisponibilidad se refiere al porcentaje de un nutriente que el cuerpo absorbe con éxito.

Afortunadamente, los investigadores de la India han encontrado una manera de resolver este problema. En su estudio, demostraron que la absorción de EGCG puede mejorarse con otro potente compuesto vegetal: la curcumina.

te_curcuma-1 La curcumina y el té verde son saludables, ¿qué sucede cuando los combinas?

La cúrcuma en la medicina asiática

La cúrcuma es una de las especias más consumidas en la India en la actualidad. Se utiliza en muchos platos populares de la India y Oriente Medio. Esta sabrosa especia también es un ingrediente popular en la medicina tradicional asiática, y con razón. Hoy en día, las personas en Sri Lanka, China e Indonesia todavía usan la cúrcuma porque puede combatir la inflamación y tratar dolencias  como  la artritis, las enfermedades cardíacas y la diabetes.

La investigación sugiere que los compuestos activos de la cúrcuma pueden hacer maravillas para el cuerpo. Por ejemplo, la curcumina, el principal ingrediente activo de la cúrcuma, es conocida por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Sin embargo, al igual que el EGCG, la curcumina tiene una biodisponibilidad deficiente. Dana Angelo White, dietista registrada en la Universidad de Quinnipiac en Connecticut, dice que incluso «es poco probable que comer curry una vez al mes le brinde los beneficios antiinflamatorios y antioxidantes deseados«.

te La curcumina y el té verde son saludables, ¿qué sucede cuando los combinas?

El efecto de la curcumina en EGCG

En un estudio reciente, investigadores indios intentaron aumentar la biodisponibilidad de EGCG combinándolo con curcumina. Ellos plantearon la hipótesis de que al usar curcumina, el cuerpo podría absorber mejor el EGCG y beneficiarse de sus propiedades antihiperlipidémicas.

Para probar esta hipótesis, el equipo realizó experimentos en ratones alimentados con una dieta rica en grasas. Luego dividieron a los ratones en tres grupos y les dieron lo siguiente: atorvastatina líquida, un medicamento para reducir el colesterol, para el grupo A; una solución de extracto de té verde para el grupo B y una solución de extracto de té verde con curcumina para el grupo C.

Los investigadores encontraron que el grupo C experimentó la mayor reducción en  los niveles de colesterol en la sangre. También informaron que la curcumina ayudó a mejorar la biodisponibilidad de EGCG, lo que le permitió ejercer sus efectos reductores del colesterol. Por lo tanto, los investigadores sugieren el uso de bolsas de té de hierbas que contienen EGCG y curcumina como nutracéutico para pacientes con hiperlipidemia.