Según un nuevo estudio publicado en The Lancet Public Health, se pueden atribuir hasta 412.000 muertes al año a la exposición al plomo en los Estados Unidos. La