Científicos han advertido que temperaturas extremadamente altas emanan del Golfo de México en la última semana. Podrían ser precursoras de una erupción del supervolcán bajo el agua. Los científicos