El gobernador republicano de Nebraska, Pete Ricketts, firmó un proyecto de ley que prohíbe interrumpir embarazo con un aborto por desmembramiento, durante una ceremonia pública en los escalones