Ser uno mismo: en nuestro mundo actual, hay muchas influencias que intentan hacernos sentir como todos los demás.  El condicionamiento social arraigado pone mucho énfasis en el hacer