Los científicos en Noruega han confirmado que existe una relación entre la narcolepsia y las vacunas contra la gripe.