Asaram Bapu, un gurú espiritual que dice tener millones de seguidores, fue condenado a cadena perpetua el miércoles por la violación de una adolescente en 2013. El veredicto