Es uno de los más grandes Iceberg que jamás se haya desprendido de la plataforma de hielo de Larsen en la Antártida, reduciendo su tamaño en un doce