En 1986, el ex científico de la NASA, James Hansen, testificó ante el Congreso durante una audiencia sobre calentamiento global.