Al igual que muchas políticas liberales, las llamadas políticas "verdes" destinadas a reducir las emisiones de dióxido de carbono están llenas de contradicciones y de razonamiento deficiente, sin