Estudios recientes han demostrado que este raro grupo sanguíneo puede indicar rasgos no humanos, que lo distinguen del ADN convencional del homo sapiens.