Los alemanes se están levantando contra Bill Gates, exigiendo que la humanidad despierte y rechace al autodenominado "dictador de la salud mundial", así como a las grandes farmacéuticas