La agencia dijo que evite el término "ataúd" y utilice palabras codificadas o jerga interna, cuando hace referencia a compras cuestionables, especialmente si los funcionarios de la agencia