De acuerdo con la investigación, la exposición a la atrazina en el útero puede causar deformación genital en los niños pequeños. Incluye el desarrollo de un micropene, médicamente conocido