Según las autoridades, el olor viene del océano y no es tóxico.