Gene Chip Tatum era piloto de la CIA y recibió la orden de realizar algunas misiones de rociamiento con estelas químicas.