La gente de los distritos remotos de Eveno-Bytantaisky, Zhigansky y Verkhoyansky recurrieron a los periódicos, pidiendo a los medios locales que explicaran qué sucedió.